La figura del cuidador no profesional es muy frecuente en nuestro país, según la Encuesta de Discapacidad, Autonomía Personal y Situaciones de Dependencia realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) se corresponde mayoritariamente con una mujer, normalmente la hija de la persona dependiente cuyas capacidades se ven mermadas por una enfermedad u otras circunstancias.

En general, el cuidador no posee conocimientos específicos sobre la enfermedad y los cuidados de la misma. Además, esta labor conlleva una gran responsabilidad y carga afectiva que, junto con una gran dedicación del tiempo personal, puede originar una sobrecarga física y cognitiva.

Desde Anclaje Positivo, queremos facilitar a los cuidadores su labor ofreciéndoles un curso para ampliar los conocimientos sobre la enfermedad, pautas para el cuidado y asesoramiento profesional para aprender a cuidarse a sí mismos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies